La Guía del autoestopista galáctico. Don't Panic!

A finales de los 70, Douglas Adams escribe una novela radiofónica para la BBC Radio en clave cómica sobre las aventuras de Arthur Dent tras descubrir que la Tierra va a ser destruida para construir una autoestopista intergaláctica. El estilo irónico y absurdo, además de los métodos innovadores para la época en cuanto a efectos sonoros y musicales, hacen que la novela tenga un éxito abrumador y su creador comience una de las sagas literarias mejor valoradas en el mundo de la ciencia ficción. Después de la novela radiofónica y los libros, se han realizado adaptaciones a la televisión, cómic, cine e incluso al mundo de los videojuegos.

Podría dedicarle horas y horas a escribir sobre la obra, pero este no es el momento ni el lugar adecuado para ello. Sin embargo, si que veo oportuno dedicarle unas líneas a un objeto presente en la misma (de hecho da nombre a la saga): La Guía.

La Guía es un objeto que contiene todo el conocimiento y sabiduría que un habitante del universo puede necesitar. Aunque pueda parecer un objeto alucinante, debido al tono cómico de la obra y al hecho de que la guía está publicada por una compañía que contrata a todo tipo de seres para redactar las diferentes entradas, estas suelen ser tendenciosas, incompletas y tremendamente divertidas.

Prácticamente inofensiva. - Entrada sobre La Tierra en La Guía

La descripción de La Guía varía ligeramente según la obra que tomemos como referencia. En la novela radiofónica se describe como:

Un pequeño, delgado y flexible ordenador portátil con las palabras NO TENGAS MIEDO inscritas en él con letras grandes.

En la película, La Guía se representa por un libro metálico con una gran pantalla que muestra la información deseada por el usuario. La navegación de la misma se realiza por comandos de voz y además de emitir información por la pantalla lee las entradas en distintos idiomas.

Hitchihikers Guide

Escena de The Hitchhiker's Guide to the Galaxy

Hasta ahora he comentado la apariencia y finalidad del aparato pero, ¿es La Guía un elemento de ficción o su construcción es posible?. En mi humilde opinión la respuesta es muy sencilla: todos llevamos La Guía en el bolsillo. A finales de los 70, internet estaba en pañales, los teléfonos móviles eran de todo menos móviles y no existían los lectores de libros electrónicos ni las tablets. Hoy en día, con un par de gestos de la mano se puede acceder a una infinidad de información a través de internet con cualquiera de estos dispositivos. De hecho, la descripción de las entradas de La Guía que he nombrado al comienzo de esta entrada (tendenciosas e incompletas) es uno de los principales argumentos en contra de servicios como la Wikipedia (que no es más que una guía a escala planetaria). Tanto las búsquedas como la obtención de información por voz se encuentran hoy en día en los sistemas móviles (tanto Android como iOS ya tienen estos sistemas integrados en sus sistemas operativos). Además, los sistemas de reconocimiento de escenas (Google Goggles, por ejemplo) y de realidad aumentada son capaces de proporcionar información sobre el ambiente que nos rodea en tiempo real, características fuera del alcance de un dispositivo como el descrito por Adams.

Podríamos concluir, por lo tanto, que los dispositivos móviles de la actual generación, con acceso a servicios como Wikipedia y demás buscadores de información son una versión en esencia de La Guía (con una autonomía bastante peor, todo sea dicho).

PD: No podía irme sin dejar la tira aparecida en xkcd sobre la similitud entre el Kindle de Amazon y La Guía

Tira sobre la gran similitud entre el Kindle de Amazon y La Guía.

Tira extraída de xkcd.com

Artículos relacionados