Ok Google, llévame a casa

Corría el año 2002 cuando Steven Spielberg adaptó un relato corto de Philip K. Dick al cine: Minority Report. En la película se nos presenta un futuro cercano (año 2054) donde la policía de Washington D. C. utiliza tecnología basada en poderes psíquicos para atrapar a futuros criminales antes de que estos cometan ningún delito. Además de los psíquicos que utilizan para detectar futuros crímenes (los denominados precog), podemos ver muchos elementos futuristas, tales como el reconocimiento de retina en la vigilancia de la ciudad, los displays holográficos o los coches automatizados (MAV-LEG). Sobre estos últimos quiero centrar esta entrada. En esta escena de la película podemos verlos en acción: https://www.youtube.com/watch?v=Vrxyr1CjiSM El funcionamiento es tan sencillo como dar un destino tras montarse al vehículo y este se encarga de todo lo demás. Cuando vi esta película, hace ya 12 años, esta fue una de las tecnologías que más me impresionaron.
Continuar leyendo...