Marte (The Martian)

He de empezar diciendo que no he leído la novela de Andy Weir, de 2012, The Martian por decisión propia a la espera de que no me estropeara la película, como suele pasar con las adaptaciones. Dicho esto, mi opinión es que es una muy buena película, entretenida en todo momento y emocionante. Podríamos decir que es como Gravity pero con guión: fotografía impresionante, paisajes marcianos hiperrealistas y además un guión más elaborado que el film de Alfonso Cuarón (este argumento da más de sí). En este artículo nos vamos a centrar en lo que siempre tratamos en Ciencia o Ficción: ¿cómo de precisas son las situaciones que vemos en la película? Nota: spoilers a partir de aquí La tormenta Empecemos por el principio: Tenemos a una expedición en Marte que sufre una tormenta enorme que obliga a abortar la misión dando a nuestro protagonista sólo en la superficie, dado por muerto
Continuar leyendo...

Esper: la cámara de 1000 megapíxeles que permite ver a través de las esquinas

En 1982 se estrenó la película Blade Runner, basada parcialmente en la novela de Philip K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (1968). En la película, ambientada en el año 2019, podemos ver una herramienta que no aparece en el libro (y que sí aparecería más tarde en el videojuego de la desaparecida Westwood Studios): el Esper, una televisión bastante aparatosa que permitía, mediante comandos de voz, explorar la fotografía de una escena guardada previamente en un CD. A continuación tenéis un vídeo de la película donde se puede ver el Esper en funcionamiento. El Esper tiene un par de virtudes que merecen la pena ser comentadas: Por más que se haga zoom en la imagen, la nitidez sigue siendo la misma. La cámara es capaz de ver a través de las esquinas. Superresolución Estamos cansados de ver en la serie CSI y en muchas otras series y películas cómo Horatio (o el jefe de turno)
Continuar leyendo...

Prometheus, o cómo hasta las peores películas tienen cosas interesantes

Viendo el título de la entrada estoy seguro de que os hacéis una idea de la estima que le tengo a la última película de Ridley Scott. Dejando de lado opiniones sobre la misma, hoy vengo a hablar sobre uno de los gadgets que aparecen en la cinta, y que fue una de las pocas cosas que me gustaron cuando la vi en el cine: las esferas voladoras que mapean la cueva en 3D. Los que hayan visto la película seguro que recuerdan la escena: uno de los científicos del grupo saca un par de esferas, que comienzan a levitar y a emitir una luz roja. Tras un breve lapso de tiempo, las bolas salen disparadas en varias direcciones y comienzan a recorrer las grutas, mandando información a la nave de los exploradores, donde se genera un mapa en tres dimensiones sobre los distintos pasillos de la cueva. Llega el momento
Continuar leyendo...